Categorías
CRUCERO POR EL BALTICO CRUCEROS SUECIA

ESTOCOLMO. DIA 3.

Nuestro tercer día en Estocolmo coincidía con nuestro último día de crucero, así que como había que desplazarse desde el puerto hasta cualquier punto de la ciudad, decidimos dejar para este día la zona museos y estaciones de metro. De esta forma aprovechábamos mejor la tarjeta de 24 horas de transporte.

1.- Transporte Público en Estocolmo

2.- Vasa Museum

3.- Museo Nordiska

4.- Skansen

5.- Recorrido por la isla de Djugarden

6.- Metro de Estocolmo

TRANSPORTE PÚBLICO EN ESTOCOLMO

La empresa que gestiona el transporte público en Estocolmo es SL (Storstockholms Lokaltrafik). Cuando hablamos de transporte público nos referimos a autobuses, metro, barcos, tranvía y trenes de cercanías. No hay diferencia entre zonas A,B,C…. como ocurre en otras grandes ciudades.

El transporte en Estocolmo nos resultó un poco caro para lo que estamos acostumbrados. Pero lo que más nos costó fue aclararnos con los tipos de billete, y decidir cual nos interesaba comprar en función del tiempo que íbamos a estar en Estocolmo y de los sitios que queríamos visitar. Intento hacer un resumen de las distintas formas de pagar el billete.

  • Billete simple. Lo puedes utilizar durante 75 minutos desde el momento en el que lo activas. Así pues, te permite hacer transbordo entre los distintos medios de transporte durante ese tiempo con el mismo billete.
  • Travelcard. Se trata de tarjetas de transporte con una duración determinada de 24 horas, 72 horas, 7, 30, 90 o 365 días. También existe una tarjeta que se utiliza como monedero, es decir, tú la cargas con un dinero y vas pagando billetes simples con ella mientras quede dinero. Obviamente se puede recargar las veces que haga falta.
Tarjeta de transporte válida para 24 horas.

Pasamos ahora a hablar de precios y a hacer cuentas, pero tened en cuenta dos cosas: que estas tarifas son las que estaban vigentes en 2018 y el cambio de la corona sueca en los precios que os muestro (yo hacía una cuenta rápida dividiendo por 10 para pasar de corona a euro, pero esto sólo es una aproximación):

  • Billete simple. Tiene distintos precios en función de donde lo compres.
    •  Si lo compras al conductor te costará 62 SEK/adulto, 41 SEK/niño.
    • Si lo compras a través de su aplicación de móvil, al interventor o en las máquinas, el precio se reduce hasta 44 SEK/adulto, 30 SEK/niño. Una rebaja bastante considerable.
  • Billete simple con la tarjeta de recarga (SL-Access), 31 SEK/adultos y 21 SEK/niño. A este precio hay que añadirle el precio que tienes que pagar por la tarjeta física que es de 20 SEK/tarjeta.
  • Tarjetas con duración determinada
    • 24 horas: 125 SEK/adulto, 85 SEK/niño
    • 72 horas: 250 SEK/adulto, 165 SEK/niño
    • 7 días: 325 SEK/adulto, 220 SEK/niño
    • 30 días: 860 SEK/adulto, 570 SEK/niño
    • 90 días: 2.500 SEK/adulto, 1.650 SEK/niño
    • 356 días: 9.010 SEK/adulto, 6.040 SEK/niño

Una cosa a tener en cuenta en los billetes para niños, es que los fines de semana los menores de 12años viajan gratis con un adulto. Se entiende como fin de semana desde las 12 del mediodía del viernes hasta las 12 de la noche del domingo.

Pues una vez con toda esta información a mano, sólo falta que pienses cuantos días te van a hacer falta transporte. En nuestro caso, al haber cogido los primeros días en el centro de la ciudad, organizamos el recorrido de manera que dejábamos los sitios más lejanos para el último día en el que obligatoriamente necesitábamos tirar de transporte público.

MUSEO VASA

El 98 % de las piezas del buque reconstruido son originales.

Por muchas fotos que hayáis visto del Vasa o por mucho que hayáis leído, os puedo asegurar que os va a sorprender y mucho. Es increíble ver un barco entero de ese tamaño metido en un museo que construyeron exclusivamente para albergar esta nave. Pero lo que más nos sorprendió a los adultos es que de una catástrofe de tal índole, los suecos hayan creado una leyenda.

La entrada la compramos por internet porque había leído que se formaban largas colas en la entrada. No hay diferencia de precio entre la entrada en taquilla o por internet. La tarifa es de 130 SEK/adulto y los menores de 18 años entran gratis.

Os aconsejo visitar este museo por la mañana temprano para no tener que hacer colas. Nosotros llegamos un poco antes de las 10 y entramos sin problema, pero cuando dos horas después salimos, perdíamos de vista el final de la cola, ya que a es a partir de esa hora cuando van llegando todas las excursiones organizadas.

Nada más entrar nos dimos cuenta que a las 10 había una proyección en español sobre la historia del Vasa, así que nos fuimos directos para el cine y así, meternos en situación. Esta película dura 17 minutos y la proyectan en 16 idiomas, así que fue una suerte cogerla en español nada más entrar. Hay un panel en el mostrador de información donde encontrar los horarios e idioma de las películas como horarios también de las visitas guiadas.

El barco está adornado con centenares de esculturas talladas.

El Vasa es un barco del siglo XVII que en 1628 se hundió el mismo día de su botadura, antes de que lograra salir de puerto. Cuando veáis el barco observaréis que es  un tanto estrecho para la altura del mismo. Al parecer cuando se disponía a salir de puerto, una ráfaga de viento lo desvió un poco pero consiguió corregir el rumbo. Pero no pudo con una segunda ráfaga que lo golpeó por el lado y causó que el agua entrara por las bocanas de los cañones, provocando que el barco se hundiera habiendo navegado sólo 300 metros.

Hay una maqueta del Vasa para los visitantes con discapacidad visual.

El barco ha estado sumergido en el mar durante 333 años donde se ha conservado en perfectas condiciones. El buen estado de conservación se debe a la alta salinidad del agua del Báltico que impide que en ella pueda vivir un determinado molusco, que es el que devora la madera en las aguas saladas.

El Vasa fue reflotado en 1961 en perfecto estado, incluso se encontraron algunas de las velas que no habían sido abiertas y que hoy podemos ver expuestas también en el museo. El problema surgió entonces porque dudaban como conservarlo a partir de ese momento, ya que al haber estado tanto tiempo bajo el agua, el aire ya empezaba a deteriorarlo. Hay que decir que no paran de investigar para intentar detener este proceso de deterioro.

En esta maqueta se ve cual fue el recorrido del Vasa desde su botadura hasta su hundimiento en el mismo puerto.

Junto con el barco se recuperaron miles de objetos, aparejos del buque e incluso esqueletos de la tripulación junto a sus pertenencias.

Lo que más les gustó a los niños en este museo fue un apartado dedicado a ellos donde hay una copia de la cubierta y la exposición de la vida a bordo. También pueden hacer de vigías en una copia de la cofa del barco y en la que te costará andar (más si tienes vértigo), y por último en la planta 6 hay un juego donde prueban a llevar un buque como se hacía en el siglo XVII.

En la zona de juegos, jugaban los niños y los no tan niños.

MUSEO NORDISKA

Se trata de un museo dedicado a la historia y cultura del pueblo sueco. El precio de la entrada es de 120 SEK/adulto, los menores de 18 años entran gratis.

Fachada del museo Nórdico

El edificio de este museo es bastante bonito por fuera, pero no entramos ya que preferimos entrar en el museo «hermano», el museo Skansen que también está dedicado a la historia y cultura sueca, pero al aire libre y con gente caracterizada. Mucho más entretenido para los niños.

SKANSEN

Como ya os he dicho se trata de un museo al aire libre con una superficie de 300.000 metros cuadrados. Lo que quiere decir que puedes pasar el día completo allí y no te dará tiempo a verlo todo con detenimiento.

En el siglo XIX con la industrialización, la vida en el campo empezó a desaparecer, esto hizo que los suecos se preocuparan por el hecho de que todo su patrimonio cultural y social terminara olvidándose. Es por esto que un señor llamado Artur Hazelius decidió en 1891 fundar este museo, con la idea de mantener siempre presente los hábitos y tradiciones suecas.

Cuando compras los tickets te dan la opción de comprar un billete para el funicular que te lleva a la parte alta del parque. Puedes comprar un billete para subir (30 SEK) o para bajar (20 SEK). Como nos tocó sufrir una ola de calor considerable en Estocolmo, descartamos la idea de subir andando, así que compramos billete solo para subir.

Subir en funicular te ahorra una buena caminata en cuesta.

En los 300.000 m2 de este parque vas a encontrar más de 150 casas y granjas que recrean distintas épocas y un zoológico con renos, osos, focas… que será de lo que más gusta a los niños. También hay un acuario, pero se paga aparte, así que nos lo saltamos.

RECORRIDO POR LA ISLA DE DJUGARDEN

Una vez que conseguimos salir de Skansen, no queríamos marcharnos sin pasar por el museo más musical de Estocolmo, el museo de Abba. Los niños sólo nos dejaron acercarnos a la puerta y hacernos unas fotos en un photocall que tienen para inmortalizar tu paso por Estocolmo.

¡Qué bien nos sentaba la ropa de los 70!

En la entrada hay una cafetería con fotos y recuerdos del legendario grupo. La música ya se escucha desde la calle y la verdad es que en el bar se veía bastante gente.

Nos hicimos nuestras fotos y nos marchamos con idea de coger un barco bus que nos llevara a Gamla Stand y desde allí empezar nuestra ruta por el subsuelo de Estocolmo. Si tenéis oportunidad, os recomiendo coger este medio de transporte puesto que la llegada a la Ciudad Vieja en barco es bastante bonita.

El embarcadero está junto a la valla del Tívoli de Estocolmo, así que al alejarnos en el barquito disfrutamos de estas vistas.

ESTACIONES DE METRO DE ESTOCOLMO

Una de las zonas, quizás, menos conocidas de Estocolmo son sus estaciones de metro, las cuales están consideradas como un centro de arte moderno de los más bonitos de Europa.

Nosotros empezamos nuestro recorrido en T-Centralen. Esta estación es la principal de la ciudad y, por tanto, es enorme. Además de ser estación de metro, a ella llegan trenes de cercanías, así que cuando entras debes de bajar escaleras, y más escaleras y más escaleras (eso si, mecánicas), hasta que consigues llegar a la estación de metro que sueles ver en las fotos.

Nuestra siguiente estación será Kungsträdgården. Para ello cogeremos el metro Línea azul-10, dirección Kungsträdgården, que es la última parada (1 estación). A la salida de esta estación hay un jardín subterráneo en el que podemos ver réplicas de esculturas del Palacio de Makalös, que se encontraba en este mismo lugar.

Volvemos a subir al metro línea azul-10, Dirección Hjulsta (2 paradas) y llegaremos a la estación Rådhuset. En esta estación nos da la impresión que estamos en el mismo centro de la Tierra, las paredes simulan una cueva de arenisca donde se incluyó el pedestal gigante de una columna que se pierde entre las rocas del techo de la estación. 

Siguiente parada Fridhemsplan, para ello tomamos de nuevo la línea azul-10, dirección Hjulsta (1 parada). En los distintos andenes pueden verse todo tipo de símbolos y objetos marinos, estando la mayoría en elegantes vitrinas de cristal. Una especie de Museo del Mar del que disfrutar mientras esperas el próximo tren.

Cogemos ahora la línea azul-11, dirección Alkalla (3 paradas) para llegar a Solna Centrum. Sus paredes tienen forma de profunda caverna de un intenso color rojo que te hacen creer que acabas de acceder al mismísimo centro de la Tierra. Las paredes simulan un bosque verde con diferentes motivos medioambientales que reflejan la preocupación de un país por la despoblación del medio rural.

Por último, yendo con niños no podíamos dejar de visitar la estación Thorildsplan. Esta estación es ideal para los amantes de los videojuegos. Los andenes están en el exterior y sus paredes están plagadas con las figuras de los videojuegos más populares. Para llegar allí hay que volver a Fridhemsplan y hacer transbordo para coger la línea verde-19, dirección Hasselby Strand (1 parada).

DESPEDIDA DE ESTOCOLMO

Una vez que terminamos nuestro recorrido por la estaciones de metro, salimos al exterior con la idea de coger un autobús que nos llevara de vuelta al puerto donde estaba atracado nuestro barco. Esto nos dio la oportunidad de ver la ciudad desde otro punto de vista y despedirnos de ella hasta que tengamos la oportunidad de volver algún día.

Vista Djurgården
Vista Djurgården

Seguro que nos hemos dejado muchos sitios por visitar. ¿Se te ocurre algún lugar imprescindible que nos hayamos saltado?, te invito a que lo compartas en cometarios para que futuros viajeros lo tengan en cuenta.

Traslados y hotel en Estocolmo

Día 1. Estocolmo. Ayuntamiento y Ciudad Nueva

Día 2. Estocolmo. Gamla Stan y Söderlman

1 día en Helsinki

Tallin. Qué ver en un día

Día 1. San Petersburgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.